Nuevo récord en la transmisión cuántica a grandes distancias

Nuevo récord en la transmisión cuántica a grandes distancias


Científicos chinos han transmitido con éxito pares de fotones “entrelazados” desde el espacio hasta dos estaciones terrestres, donde las partículas mantuvieron el entrelazamiento a pesar de estar separadas entre sí por 1.200 kilómetros. El logro representa un enorme avance hacia la comunicación cuántica a grandes distancias.

El estudio, publicado en Science, distribuyó los fotones “entrelazados”, unas partículas de luz, desde un satélite situado a 500 kilómetros sobre la superficie de la Tierra. Se trata del satélite  QSS (Quantum Science Satellite), también conocido como Micius, que fue lanzado el año pasado y que está equipado con herramientas cuánticas especializadas, tal como informamos en otro artículo.

Con este resultado tecnológico, China se posiciona con rapidez en el sector de las telecomunicaciones y desarrollos cuánticos, ya que recientemente se anotó otro éxito cuando por primera vez, científicos chinos enviaron información de un lado a otro del espacio sin necesidad de una partícula de apoyo, tan sólo aprovechando las fases de la luz, tal como informamos en otro artículo.

En esta ocasión el resultado se basa en el entrelazamiento cuántico, una propiedad de las partículas elementales. Mediante  el entrelazamiento, dos partículas que están indisolublemente unidas, registra cada una de ellas instantáneamente lo que le ocurre a la otra.

“Este trabajo sienta unas bases técnicas confiables para la red cuántica a gran escala y para la investigación experimental de la comunicación cuántica, así como prueba experimentalmente principios fundamentales de la física, como la teoría general de la relatividad y la gravedad cuántica, en el espacio exterior”, dijo Pan Jianwei, científico en jefe del proyecto del satélite cuántico, informa la agencia china Xinhua.

El entrelazamiento cuántico es la base de tecnologías como la computación cuántica, la criptografía cuántica, y la teleportación cuántica. Hasta la fecha, todos los esfuerzos para entrelazar partículas de forma cuántica a distancia se han limitado a unos 100 km, si bien en Canarias ya se consiguió el entrelazamiento a una distancia de 143 km e incluso, usando fibras ópticas, se han llegado a alcanzar los 600 km.