Un modelo informático decodifica el habla siguiendo las oscilaciones neuronales • Tendencias21

Un modelo informático decodifica el habla siguiendo las oscilaciones neuronales • Tendencias21


El cerebro humano emplea sílabas para interpretar el discurso, gracias a la actividad de las oscilaciones neuronales que hacen posible el flujo del pensamiento. Ahora, un modelo informático ha conseguido replicar esta capacidad de nuestro cerebro.

Un reciente estudio desarrollado en Suiza por investigadores de la Universidad de Ginebra (UNIGE) y del National Centre of Competence in Research (NCCR) ha permitido crear un modelo computacional que sería capaz de decodificar el habla y predecirlo, aclarando cómo funciona el mecanismo por el cual el cerebro utiliza las sílabas en dicha decodificación.

De acuerdo a lo indicado en una nota de prensa, los científicos desarrollaron un sistema informático basado en los ritmos fisiológicos del cerebro que sería mucho más efectivo que otros mecanismos de reconocimiento de voz para secuenciar las sílabas y decodificarlas.

Los investigadores tomaron como base estudios previos que comprobaron que las ondas de baja frecuencia (theta) y las ondas de alta frecuencia (gamma) trabajan coordinadas en el cerebro para dividir los sonidos en sílabas, analizando y reconociendo su contenido.

Oscilaciones neuronales y codificación predictiva

El modelo computacional combina los avances de dos esquemas teóricos. Por un lado, el conocimiento sobre la función de las oscilaciones neuronales y, por otro, la llamada codificación predictiva. Ésta última sugiere que el cerebro se adelanta a las señales de los sentidos para optimizar la percepción, en función de códigos que aprende y jerarquiza previamente.

Más allá de la eficacia del modelo informático, que según los investigadores ha sido comprobado en la identificación de casi tres mil sílabas en idioma inglés, la importancia de este estudio radica en la posibilidad de saber más acerca de la forma en la cual las oscilaciones neuronales afectan a las diferentes funciones cognitivas, en este caso al habla y su decodificación.

Aunque las oscilaciones neuronales pueden medirse mediante una técnica relativamente sencilla y de uso habitual como la electroencefalografía, aún se conoce poco sobre la forma y el grado de influencia que tienen en la percepción, la memoria o nuestra capacidad de atención, por ejemplo.